Un estilo que ha hecho historia

Bodegas Ayuso fue fundada por D. Fermín Ayuso Roig en 1947 en Villarrobledo.

En 1961 se empezaron  a comercializar vinos embotellados que ya eran criados en barricas de roble tipo bordelesas.

El trabajo y el esfuerzo de aquellos años dio sus frutos, pues muy pronto la bodega construyó la primera nave de crianza de la región, lo que daría lugar en 1965 al lanzamiento de la marca Estola, buque insignia de la bodega y primer Reserva de La Mancha.

En las barricas ha quedado constancia de la visita de importantes personalidades en esos años, entre las que cabe destacar la del Nuncio de su Santidad.

De la buena imagen que los vinos de Ayuso fueron consolidando también hay buenos ejemplos en la literatura, como el protagonismo de Estola en el libro de Vazquez Montalban “La Rosa de Alejandría”.

Hoy, Bodegas Ayuso, con sus constantes mejoras y sus diferentes marcas ya ocupa una posición de liderazgo en el mercado nacional e internacional.

El menú del día

Así reza el slogan de nuestra marca Abadía del Roble: “El menú del día con Abadía”. Un mensaje central de las campañas publicitarias, que define la posición de estos vinos en el sector de la restauración con los menús de mediodía.

El menú del día es una oferta habitual de larga tradición en las mesas de infinidad de restaurantes.

Se define y reconoce por una cocina sencilla del recetario casero y popular, precios económicos y la posibilidad de elección entre diferentes platos.

Abadía del Roble se adecua perfectamente a esos momentos del día, al almuerzo fuera de casa con platos de la casa.

Abadía del Roble ofrece una excelente relación calidad precio, posibilidades de elección entre sus tres variedades y una imagen popular y tradicional.

Su tinto es carnoso y muy sabroso, con elegantes notas frutales. Y el blanco tiene todos los matices de la variedad airén.

Para aquellos que prefieren un paladar suave, les recomendamos un rosado con matices florales.

Un paseo por Los Azares


Finca Los Azares, situada en las proximidades de Villarrobledo, ocupa una extensión de 350 hectáreas. Un paseo por los viñedos de Los Azares es comprobar todo el esfuerzo de la familia Ayuso para conseguir lo que hoy ya es una realidad: una tierra bien preparada para conseguir los mejores caldos.

En la finca puede comprobarse que no hay zonas bajas pues estas son más propensas a las heladas. De esta manera también se consigue un riego más homogéneo.

En los orígenes, se estudiaron las características de las diferentes parcelas para utilizar los portainjertos más adecuados en las diferentes zonas y microclimas.

La densidad de la plantación es muy elevada para poder conseguir una baja producción por cepa.

El cultivo es en espaldera y se somete a control hídrico, lo que permite controlar el rendimiento.

También es constante la medición de la humedad y el pH para realizar los ajustes precisos en el cuidado de la viña.

Los Azares es un buen ejemplo de modernización y buen uso de las mejores técnicas para producir vinos de calidad.

Hoy en la finca se cultivan las variedades autóctonas y también todas aquellas que se han adaptado a la perfección como las Cabernet Sauvignon, Merlot, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Petit Verdot.

Sauvignon Blanc 2011, aromas de fruta fresca

Ya podemos probar este Sauvignon Blanc 2011 de FincaAzares que nos trae todo el aroma de la fruta fresca.

La variedad Sauvignon Blanc originaria de Francia puede considerarse como una de las más finas y elegantes y produce vinos de buen cuerpo y gran personalidad.

Como cepa de gran resistencia al frío, se ha adaptado perfectamente en una escogida parcela de nuestra Finca Los Azares.

De su nota de cata cabe destacar el color amarillo pajizo limpio y brillante, las notas florales y su carácter herbáceo.

En boca es un vino sabroso y muy expresivo, con una acidez muy equilibrada.

Aunque es consabido el perfecto maridaje de este vino con los pescados blancos, también es muy adecuado con los aperitivos, la pasta, las ensaladas y las verduras.

Es un vino que se debe beber joven y por eso es ahora la mejor época para disfrutar de todo su potencial con nuestra añada 2011.