Buenas perspectivas

Foto: www.lamanchawines.com

Foto: www.lamanchawines.com

Nuestra D.O. nos avanza ya algunos primeros datos del muestreo de las diferentes variedades, realizado para ver el desarrollo de las plantas.

Estas muestran evolución favorable, magnífico vigor y excelente estado.

Todo marcha positivamente y la situación es idónea, a la espera de que se complete definitivamente la floración y que no tengamos pedrisco.

Así pues, por el momento esta medición nos hace ser optimistas sobre la cosecha de 2017.

A favor de esta situación hay que reseñar las buenas lluvias de los primeros días de mayo, que han sido muy beneficiosas.

Airén

Hoy queremos dedicar este texto a una de las variedades con más arraigo en La Mancha por sus grandes cualidades para la elaboración de nuestros vinos blancos: Airén.

De racimo grande y zumo incoloro, la Airén es algo tardía, muy productiva y resistente a la sequía, y con ella se elaboran vinos de aromas interesantes y sabores suaves, con un toque ligeramente dulce y recuerdos a frutas como el plátano y el pomelo.

En Bodegas Ayuso está presente en nuestros blancos más frescos y aromáticos.

Con Airén elaboramos Abadía del Roble, un vino amarillo pálido y paladar bien estructurado.

También nuestra marca Armiño, un blanco armonioso y muy frutal.

En Estola mezcla a la perfección con la variedad Chardonay, y nos proporciona un vino espléndido en nariz y muy balsámico.

En general, se trata de vinos muy al gusto europeo pues con las modernas técnicas de vinificación se han conseguido resultados sorprendentes y una mejora sustancial de la calidad.

Un paseo por Los Azares


Finca Los Azares, situada en las proximidades de Villarrobledo, ocupa una extensión de 350 hectáreas. Un paseo por los viñedos de Los Azares es comprobar todo el esfuerzo de la familia Ayuso para conseguir lo que hoy ya es una realidad: una tierra bien preparada para conseguir los mejores caldos.

En la finca puede comprobarse que no hay zonas bajas pues estas son más propensas a las heladas. De esta manera también se consigue un riego más homogéneo.

En los orígenes, se estudiaron las características de las diferentes parcelas para utilizar los portainjertos más adecuados en las diferentes zonas y microclimas.

La densidad de la plantación es muy elevada para poder conseguir una baja producción por cepa.

El cultivo es en espaldera y se somete a control hídrico, lo que permite controlar el rendimiento.

También es constante la medición de la humedad y el pH para realizar los ajustes precisos en el cuidado de la viña.

Los Azares es un buen ejemplo de modernización y buen uso de las mejores técnicas para producir vinos de calidad.

Hoy en la finca se cultivan las variedades autóctonas y también todas aquellas que se han adaptado a la perfección como las Cabernet Sauvignon, Merlot, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Petit Verdot.